Movimientos del cabello

Movimientos del cabello

Cortes de pelo, ideales de belleza y empoderamiento femenino

Historias

Un (nuevo) corte de pelo puede transmitir un mensaje rotundo. Puede revelar, por ejemplo, el final de una relación, el inicio de un nuevo trabajo o el comienzo de una nueva etapa en la vida. Con un nuevo corte de pelo, una mujer determina la forma de presentarse al mundo. En particular, los cortes de pelo corto transmiten un rotundo mensaje sobre el empoderamiento femenino, la autoestima y la disposición a rechazar estrictos cánones de belleza. Por otro lado, no cambiar de corte de pelo y que se te conozca por un look distintivo puede enfatizar el carácter y una actitud marcada. Por ejemplo, Victoria Beckham consolidó su reputación de personaje elegante y con estilo cuando su impecable corte bob la hizo merecedora del apodo de «Posh Spice» (la Spice Girl pija). Ha vuelto al look clásico una y otra vez a lo largo de los años, y ha ganado aún más elegancia al pasar de ser cantante a diseñadora de moda. Anna Wintour, más fiel aún a su emblemático corte bob, ha mantenido el mismo estilo durante toda su vida adulta. De hecho, la influyente editora lleva luciendo un impecable flequillo desde los 14 años; es algo que le da mucha credibilidad como periodista al frente de la publicación de moda cambiante más importante del mundo. Jamie Lee Curtis, otro referente de estilo y criterio, ha llevado un increíble corte pixie durante tanto tiempo que está prácticamente irreconocible con pelo largo. En la década de los ochenta, el pelo muy corto fue una manera de destacar entre la multitud en Hollywood; hoy, refuerza su condición de icono de la moda sólido y que transmite confianza. 

Las culturas de todo el mundo dan un significado importante a los cortes de pelo. El cabello suele considerarse un símbolo de poder, normalmente ligado al género y a la sexualidad. En particular, el cabello de una mujer a menudo indica su estado civil, y el pelo largo normalmente se asocia con la feminidad. En la cultura occidental, el corte de pelo de la mujer ha sido, tradicionalmente, más largo que el del hombre. A pesar de que estos estándares de belleza se han vuelto más flexibles durante el transcurso del s. XX, el pelo corto aún es una elección atrevida para la mayoría de mujeres. 

Chloe Nguyen with a Bob hairstyle

El bob en el s. XX: el corte feminista definitivo

Como ocurrió con muchos representantes de la moda y de la belleza del empoderamiento femenino, las mujeres comenzaron a decantarse por cortes de pelo corto por comodidad. Aunque los modelos a seguir como Cleopatra y Juana de Arco lo llevaron muchos siglos antes, el corte bob empezó a ganar aceptación en 1920, una década descrita como los felices, dorados o locos años veinte en diferentes países. Durante la guerra, las mujeres hicieron lo que, hasta entonces, se había considerado «trabajo de hombres» —y demostraron su capacidad para hacerlo bien—. Siguiendo los pasos de mujeres que a lo largo de la historia tuvieron que fingir que eran hombres para poder acceder a determinadas profesiones, llevaban el pelo corto y prendas masculinas, en parte, por motivos prácticos, pero también como expresión de su recién hallada independencia y confianza. 

Después de la guerra, las mujeres celebraron el primer logro del movimiento sufragista femenino y reclamaron su espacio en el ámbito público luciendo las cómodas prendas y los cortes de pelo corto a los que se habían acostumbrado. Las llamadas flappers o garçonnes fueron vilipendiadas y ridiculizadas por comportarse como hombres, simplemente porque tenían trabajo, conducían coches, llevaban pantalones y un corte bob. A menudo, las mujeres tenían que ir a la barbería para conseguir un corte bob, ya que los peluqueros respetables no estaban dispuestos a hacer un corte de pelo que supusiera tal escándalo.

El corte bob hoy en día: un favorecedor corte de pelo clásico

Por suerte, hoy en día no te costará encontrar un peluquero que esté dispuesto a hacer un corte bob. Este apreciado clásico es la elección más fácil y más versátil para cualquier mujer que quiera probar un corte de pelo corto antes de hacerse un cambio radical. Y lo que es aún mejor: puede hacerse en tantos tamaños y variaciones que seguro que encontrarás uno que encaje con tu estilo personal y con la forma de tu rostro.  

The Pixie is a short hairstyle for confident women

El corte pixie en el s. XX: la valiente elección de los iconos de la moda

El corte pixie siguió el camino trazado por el bob. Una vez que los cortes de pelo más cortos se habían aceptado socialmente, los iconos de la moda siguieron ampliando los límites de lo lejos que puede llegar una chica en cuanto a cabello corto. En la década de los cincuenta y de los sesenta, el corte representaba la inocencia de la juventud. 

Audrey Hepburn tuvo a sus pies a Gregory Peck —y al público internacional— en Vacaciones en Roma con un corte gamine que encajaba a la perfección con el entusiasmo de su personaje. En Buenos días, tristeza, el corte rubio de Jean Seberg capta la ingenuidad de su papel como joven a punto de convertirse en adulta. El pixie de Mia Farrow, una famosa obra de Vidal Sassoon que utilizó como ardid publicitario para La semilla del diablo, sirvió para enfatizar su esquelética fragilidad y ayudó al público a empatizar con los miedos del personaje. Probablemente el pixie más famoso es el de Lesley Lawson (de soltera, Lesley Hornby). Por supuesto, el nombre de la modelo británica apenas se conocía hasta que adoptó el sobrenombre de Twiggy y se cortó el pelo, lo que la convirtió en el rostro de los sesenta de Londres. 

En las décadas intermedias, el pixie también ha estado asociado a la fuerza, a la independencia y a la disposición de apartarse de la ideas generalizadas sobre la belleza femenina. Con el paso de los años y con el cambio de los estándares de belleza, siempre se ha allanado el camino para que un bello rostro pueda impresionar.

El pixie hoy en día: un corte sin preocupaciones para mujeres seguras

El pixie —el corte de pelo definitivo— requiere seguridad, sobre todo, si partes de un cabello largo. Puede no sentar bien a todas las formas de cara y gana mucho con un poco de maquillaje y habilidad para peinarse. Sin embargo, un pixie bien hecho hará que tus rasgos faciales sean el centro de atención y te dará un aire de elegancia y de seguridad en ti misma. Con este corte de pelo corto, tu rutina de belleza matutina te resultará muy sencilla. Solo hay que lavar el cabello y aplicar un poco de producto, y listo.

The Afro is a cool hairstyle for kinky hair

El afro en el s. XX: la textura natural es preciosa

Tras seguir durante siglos los ideales «blancos» de belleza, el movimiento por los derechos civiles otorgó el poder a los afroamericanos de aceptar la belleza única del cabello afroamericano natural. Defendieron con orgullo la autenticidad de los looks naturales y comenzó la edad de oro del afro. Hombres y mujeres con estilo y conciencia social como Jimi Hendrix, Angela Davis y Nina Simone fueron algunas de las primeras personas en llevar con orgullo el cabello rizado natural en los años sesenta. Estrellas como Grace Jones, Pam Grier y Gloria Gaynor trasladaron el peinado (y el énfasis sobre la belleza negra) a la era disco de los años setenta.

El afro hoy en día: pelo rizado y llevado con orgullo

En la actualidad, las famosas como Lupita Nyong'o, Janelle Monáe y Solange Knowles rinden tributo al movimiento por los derechos civiles siendo sinceras, apoyando la igualdad racial y llevando el pelo afro con orgullo. El peinado afro existe en todas las formas y tamaños y requiere poco trabajo, pero muchos cuidados. Con unos estándares de belleza que evolucionan más que nunca para aceptar la individualidad y la autenticidad, las mujeres y los hombres pueden expresarse sin importar la textura que tenga su cabello. Largo, corto, rizado, liso... El cabello nunca ha dado tanto juego.

A las mujeres hippies les encantaban los peinados naturales para conseguir un look de espíritu libre y superromántico

Cabello hippie largo en el s. XX: paz, amor y peinados naturales

El afro no fue el único peinado popular de los sesenta y setenta que fomentaba la textura natural del cabello. El movimiento hippie animaba a hombres y a mujeres a mantener el pelo de forma natural. El romanticismo de la época favoreció el cabello largo, que combinaba perfectamente con túnicas y vestidos sueltos que simbolizaban el verano del amor. Como ocurrió con el bob, que había sido una reacción a siglos de cortes de pelo largo para las mujeres, el cabello largo y natural de los hippies puede interpretarse como una campaña contra décadas de peinados perfectos e impecables como el bouffant. La segunda ola de feministas se sintió liberada por las cómodas prendas unisex y por el poco mantenimiento que requerían los cuidados de belleza y del cabello, así como por los significativos avances sociales que consiguió.

Pelo hippie largo en el s. XX: peinados sin esfuerzo para todos

Muchos de los valores del movimiento hippie se aprecian desde hace mucho tiempo. La igualdad racial y de género, la conciencia ambiental y la tolerancia de estilos de vida alternativos están más extendidos ahora que en los años setenta. En la actualidad, el equivalente del pelo hippie largo se puede apreciar en looks sin esfuerzo como las ondas surferas, las trenzas y la moda actual de adornar el pelo con flores. Después de todo, no hay mejor forma de sentirte empoderado que llevando un peinado que te haga sentir tan bien como te sienta.

Más sobre el Authentic Beauty Movement

#Authentic­Beauty­Movement
#MYBELIEF